domingo, 22 de marzo de 2020

Thomas Mantell: A 72 años de su misteriosa muerte. ¿Caso cerrado o rompecabezas Ovni?


Por Martha Jacqueline Iglesias Herrera

El año 1948 se caracterizó por una serie de sucesos que involucraron encuentros pilotos-ovnis. Dentro de los mismos destacan tres casos excepcionales: el avistamiento Chiles-Whitted, el Gorman Dogfigth y el caso del capitán Thomas Mantell.

Se plantea que por esa época la idea de naves espaciales interplanetarias se estaba haciendo cada vez más notoria, con los soviéticos descartados prácticamente del radar como fuente de Ovnis. A pesar de que el primer informe del año 1948 sobre los Objetos Voladores no Identificados fue desestimado por su insignificancia, este marcaría el comienzo de una actividad febril e intensa para el Proyecto Signo. Docenas de confiables y experimentados pilotos de aerolíneas estaban viendo Ovnis, por lo que cuando la Fuerza Aérea estuviera preparada para hablar, sería una gran noticia.


No sería hasta el 7 de enero de 1948, cuando el capitán Thomas Mantell, piloto de la Guardia Nacional Aérea de Kentucky, murió en el accidente de su caza Mustang P-51 mientras perseguía un Objeto Volador No Identificado. Según el capitán de la Fuerza Aérea, Edward Ruppelt, primer jefe del Proyecto Libro Azul, “el accidente Mantell constituía uno de los tres “clásicos” de ovnis del año 1948 que ayudaría a definir el fenómeno Ovni en la mente pública y a convencer a algunos especialistas de la Fuerza Aérea de que los Ovnis eran un fenómeno físico y real”.




HECHOS

A la una y cuarto de la tarde, los operadores de la torre de control en Godman AFB, en las afueras de Louisville, Kentucky, recibieron una llamada telefónica de la Patrulla de Carreteras del Estado de Kentucky. La patrulla quería saber si Godman Tower sabía algo sobre algún avión inusual en las cercanías. Varias personas de Maysville, Kentucky, un pequeño pueblo a 80 millas al este de Louisville, informaron haber visto un avión extraño. Godman sabía que no tenían nada en las cercanías, así que llamaron al Servicio de Vuelo en Wright-Patterson AFB. En unos minutos, el Servicio de Vuelo volvió a llamar. Su panel de control de tráfico aéreo no mostró vuelos en el área. Unos veinte minutos después, la policía estatal volvió a llamar. Esta vez, personas de las ciudades de Owensboro e Irvington, Kentucky, al oeste de Louisville, informaban sobre una extraña nave. El informe de estas dos ciudades fue un poco más completo. La gente del pueblo describió el objeto a la policía estatal como "circular, de unos 250 a 300 pies de diámetro", y moviéndose hacia el oeste a un nivel "bastante bueno".

"Godman Tower revisó el servicio de vuelo nuevamente. Nada. Todo este tiempo los operadores de la torre habían estado buscando el objeto reportado. Teorizaron que desde que el OVNI tuvo que pasar al norte de Godman para llegar de Maysville a Owensboro, podría regresar.

A la una cuarenta y cinco lo vieron, o algo así. Más tarde, en su informe oficial, el operador asistente de la torre dijo que había visto el objeto durante varios minutos antes de llamar la atención de su jefe. Dijo que había sido reacio a "hacer un informe de platillo volador". Tan pronto como los dos hombres en la torre se aseguraron de que el OVNI que vieron no era un avión o un globo meteorológico, llamaron a Operaciones de vuelo. Querían que el oficial de operaciones viera el OVNI. Antes de que la noticia del avistamiento llegara al personal clave de la base, varios oficiales, además del oficial de operaciones de la base y el oficial de inteligencia de la base, estaban en la torre. Todos miraron el OVNI a través de los binoculares 6 x 50 de la torre y decidieron que no podían identificarlo. Por esta época llegó el coronel Hix, el comandante de la base. Miró y quedó desconcertado. A las dos y media, informaron; estaban discutiendo qué debería hacerse cuando aparecieron cuatro F-51, acercándose a la base desde el sur.

La torre llamó al líder de vuelo, el Capitán Mantell, y le pidió que mirara el objeto e intentara identificarlo. Un F-51 en el vuelo se estaba quedando sin combustible, por lo que pidió permiso para ir a su base. Mantell tomó a sus dos hombres restantes del ala, dio una vuelta y comenzó a perseguir al OVNI. La gente en Godman Tower lo estaba dirigiendo ya que ninguno de los pilotos podía ver el objeto en este momento. Le dieron a Mantell un rumbo inicial hacia el sur y el vuelo fue visto por última vez en dirección general al OVNI.

Para cuando los F-51 habían subido a 10,000 pies, informaron más tarde los dos hombres del ala, Mantell se había adelantado y apenas podían verlo. A las dos cuarenta y cinco Mantell llamó a la torre y dijo: "Veo algo por encima y por delante de mí y todavía estoy subiendo". Todas las personas en la torre escucharon a Mantell decir esto y escucharon a uno de los hombres del ala volver a llamar y preguntar: "¿Qué demonios estamos buscando?" La torre inmediatamente llamó a Mantell y le pidió una descripción de lo que vio. Por extraño que parezca, nadie puede recordar exactamente lo que respondió. Los historiadores de platillo lo han acreditado diciendo: "He visto la cosa. Parece metálica y tiene un tamaño tremendo ... Ahora está empezando a escalar". Luego, en unos segundos, se supone que llamó y dijo: "Está por encima de mí y voy ganando. Voy a alcanzar los 20,000 pies". Todos en la torre estuvieron de acuerdo con este último fragmento de la transmisión, "Voy a 20,000 pies", pero no estuvieron de acuerdo en la primera parte, sobre que el OVNI sea metálico y tremendo.

Los dos hombres del ala ahora estaban a 15,000 pies e intentaban desesperadamente llamar a Mantell. Había subido muy por encima de ellos en este momento y estaba fuera de la vista. Como ninguno de ellos tenía oxígeno, estaban preocupados por Mantell. Sus llamadas no fueron respondidas. Mantell nunca volvió a hablar con nadie. Los dos hombres del ala se nivelaron a 15,000 pies, hicieron otro esfuerzo infructuoso para llamar a Mantell y comenzaron a bajar. Cuando pasaron por la Torre Godman en su camino hacia su base, uno de ellos dijo algo en el sentido de que todo lo que había visto era un reflejo en su dosel.

Cuando aterrizaron en su base, Standiford Field, justo al norte de Godman, un piloto hizo repostar su F-51 y le dio servicio con oxígeno, y se fue a buscar de nuevo en el área. No vio nada.

A las tres y cincuenta la torre perdió de vista el ovni. Unos minutos más tarde se enteraron de que Mantell se había estrellado y que estaba muerto.



Tan pronto hubo conocimiento del accidente, la prensa hizo acto de presencia, por lo que los miembros del Proyecto Signo trabajaron rápidamente. Unas semanas antes el planeta Venus había sido blanco de persecución por un caza F-51 de la Fuerza Aérea, existiendo similitudes entre este avistamiento y el Incidente Mantell. Esto trajo como consecuencia que antes de que los equipos de rescate hicieran acto de presencia en el lugar del accidente, ya la teoría del planeta Venus fuera barajeada. Esto convenció a los editores y por aproximadamente un año se sostuvo dicha teoría: “Mantell había muerto persiguiendo al planeta Venus”. Pero los analistas de inteligencia no estaban satisfechos con esta salida.

DESCARTADA TEORÍA DEL PLANETA VENUS

El doctor J. Allen Hynek, jefe del Departamento de Astronomía de la Universidad Estatal de Ohio, había sido el responsable del informe lanzado en 1949 por la Fuerza Aérea. Planteó que la razón por la que Venus había sido un sospechoso tan fuerte era porque se encontraba en el mismo sitio en el cielo que el Ovni. Según le corroboró a Ruppelt “Venus había estado al suroeste de Godman y 33 grados sobre el horizonte sur. A las 3:00 p.m., las personas en la torre estimaron que el ovni estaba al suroeste de Godman y a una elevación de aproximadamente 45 grados. Teniendo en cuenta el error humano en la estimación de direcciones y ángulos, esto estaba cerca. Sin embargo, hubo un gran defecto en la teoría. Venus no era lo suficientemente brillante como para ser vista. Había calculado el brillo del planeta, y el día en cuestión era solo seis veces más brillante que el cielo circundante. Luego explicó lo que esto significaba. Seis veces puede parecer mucho, pero no lo es. Cuando comienzas a buscar un punto de luz solo seis veces más brillante que el cielo circundante, es casi imposible encontrarlo, incluso en un día despejado”.

La conclusión del doctor Hynes era que el Ovni no era Venus. Descartada esta teoría se comenzaron a barajear otras posibilidades.

La gente de la torre, sin embargo, no pudieron ponerse de acuerdo en sus descripciones. Fueron tan variadas como lo que sigue a continuación: "un paracaídas, un cono de helado con punta roja", "redondo y blanco", "enorme y plateado o metálico", "un pequeño objeto blanco", "un cuarto el tamaño de la luna llena”.

TEORÍA DEL GLOBO SKYHOOT

Descartada la explicación de Venus, el capitán Ruppelt continuó su investigación. El doctor Hynek le había sugerido la posibilidad de que Mantell hubiera identificado de forma errónea un globo meteorológico de la Marina de los Estados Unidos Skyhoot. Ruppelt consideró entonces que esta explicación era plausible, pues los globos eran un proyecto secreto de la Armada en el momento del choque de Mantell, además estaban confeccionados de aluminio reflectante y tenían un diámetro aproximado de 100 pies (30 metros), lo que justificaba el gran tamaño descrito por los testigos.  
Sin embargo, otros cuestionaron esta idea señalando que ningún globo Skyhoot podía identificarse de forma concluyente como si estuviera en el área en cuestión durante la búsqueda de Mantell.


CONCLUSIONES

 Thomas Mantell era un piloto experimentado. Contaba con 2167 horas de tiempo de vuelo. Cabe preguntarnos: ¿Por qué Mantell, un piloto experimentado, intentó ir a 20 000 pies cuando ni siquiera tenía una máscara de oxígeno? Todos los pilotos y tripulantes están entrenados para que no superen los 15 000 pies sin oxígeno.

Al respecto, un amigo de Mantell planteó: “Era uno de los pilotos más cautelosos que conocía. Sólo puedo pensar que buscaba algo que creía más importante que su vida o su familia”.

La realidad es que el Ovni no pudo ser comprobado de forma definitiva como un globo Skyhoot. 

Como concluiría el capitán Edward Ruppelt:

“Lo cierto es que en algún lugar de los archivos de la Fuerza Aérea o de la Armada hay registros que mostrarán si se lanzó un globo o no desde el condado de Clinton AFB, Ohio, el 7 de enero de 1948. Las personas que estaban trabajando en los primeros proyectos del Skyhoot “recuerdan” operar desde la AFB del condado de Clinton en 1947, pero se niegan a quedar atrapados en un vuelo del 7 de enero. Tal vez, dijeron. El incidente Mantell es el mismo viejo rompecabezas OVNI de siempre”








Fuentes:

Edward Ruppelt (1956): El informe sobre Objetos Voladores No Identificados.
Philip J. Klass (1974): Ovnis explicados.
Jerome Clark (1998): El libro Ovni
Wikipedia

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...