domingo, 29 de marzo de 2020

Las bolas de fuego verde en la historia de los Ovnis. Proyecto Twinkle. ¿Éxito encubierto o verdad a medias?


Por Martha Jacqueline Iglesias Herrera

A finales de 1948 fueron avistadas en el suroeste de Estados Unidos, particularmente en Nuevo México, un considerable número de las llamadas Bolas de Fuego Verde (en inglés Green Fireballs). Estos avistamientos comenzaron a producirse muy a menudo cerca de instalaciones militares y de investigación, como Los Álamos y el Laboratorio Nacional Sandia (en ese entonces una base militar ultrasecreta) por lo que causaron gran preocupación al gobierno. 


No sería hasta la primavera de 1950 cuando se vieron recompensados los esfuerzos del Dr. Kaplan y el Mayor Oder, pues sus intenciones de comenzar un proyecto de investigación de las bolas de fuego rindieron sus frutos cuando se firmó un contrato de medio año de $20.000 con la Corporación Land-Air. Esta entidad era la encargada de operar los fototeodolitos en White Sands. La intención no era otra que filmar cualquier objeto inusual que pasara volando. Cabe destacar que un fototeodolito es una cámara fotográfica con escalas angulares en altura y acimut, que se utiliza en fotogrametría terrestre: los ángulos que identifican la posición del objeto quedan registrados en la fotografía del fototeodolito.

Pero, antes de entrar en materia, repasemos un poco la historia del tema en cuestión.

domingo, 22 de marzo de 2020

Thomas Mantell: A 72 años de su misteriosa muerte. ¿Caso cerrado o rompecabezas Ovni?


Por Martha Jacqueline Iglesias Herrera

El año 1948 se caracterizó por una serie de sucesos que involucraron encuentros pilotos-ovnis. Dentro de los mismos destacan tres casos excepcionales: el avistamiento Chiles-Whitted, el Gorman Dogfigth y el caso del capitán Thomas Mantell.

Se plantea que por esa época la idea de naves espaciales interplanetarias se estaba haciendo cada vez más notoria, con los soviéticos descartados prácticamente del radar como fuente de Ovnis. A pesar de que el primer informe del año 1948 sobre los Objetos Voladores no Identificados fue desestimado por su insignificancia, este marcaría el comienzo de una actividad febril e intensa para el Proyecto Signo. Docenas de confiables y experimentados pilotos de aerolíneas estaban viendo Ovnis, por lo que cuando la Fuerza Aérea estuviera preparada para hablar, sería una gran noticia.


No sería hasta el 7 de enero de 1948, cuando el capitán Thomas Mantell, piloto de la Guardia Nacional Aérea de Kentucky, murió en el accidente de su caza Mustang P-51 mientras perseguía un Objeto Volador No Identificado. Según el capitán de la Fuerza Aérea, Edward Ruppelt, primer jefe del Proyecto Libro Azul, “el accidente Mantell constituía uno de los tres “clásicos” de ovnis del año 1948 que ayudaría a definir el fenómeno Ovni en la mente pública y a convencer a algunos especialistas de la Fuerza Aérea de que los Ovnis eran un fenómeno físico y real”.




jueves, 19 de marzo de 2020

EL CASO VIDAL: LA VERDAD AL DESCUBIERTO...


Un Informe de:  
GUILLERMO D. GIMÉNEZ (*)

Dentro de la casuística ufológica argentina hay numerosos incidentes que han acaparado la atención no sólo a nivel nacional sino también internacional por las características de los sucesos.
Uno de ellos es sin duda el Caso Vidal ocurrido en la Provincia de Buenos Aires en mayo de 1968 cuando una familia de apellido Vidal mientras iba en automóvil por la ruta bonaerense Nro. 2 desde la localidad de Chascomús a Maipú pierde la consciencia al entrar en un espeso banco de niebla y al despertar aparecen luego de 48 horas de desaparecidos en las cercanías de la ciudad de México en América del Norte.
El incidente tuvo la atención de todo el mundo y semanas después un “manto de silencio” cubrió los hechos. Ni periodistas ni investigadores pudieron acceder a los protagonistas directos, donde esta cortina de silencio cayó sobre el caso ya nadie se atrevía a hablar. Conjeturas, suposiciones rodearían el incidente.
El Caso Vidal quedaría como uno de los espectaculares incidentes argentinos de teleportación o teletransportación, término utilizado en ufología para informar de casos de personas y/u objetos, (en este caso el vehículo, junto a sus tripulantes), cuando son trasladados en corto tiempo por medios desconocidos de un lugar a otro, violando de esta manera las barreras de espacio-tiempo.  Aquí desde América del Sur en Argentina, a América del Norte, en México.

EL INCIDENTE
Numerosos periódicos argentinos se hicieron eco de esta noticia, el diario de Buenos Aires, La Razón publicaba la información bajo el título “¿Qué es esto?”, los demás también lo hacían como La Nación (que no menciona la niebla) y La Mañana (que fue el único en informar acerca de la presencia de OVNIs en este caso), entre otros periódicos.
El destacado ufólogo argentino Dr. Oscar A. Galíndez, que investigó estos hechos, detalla el episodio en Flying Saucer Review Vol. 14 Nro. 35 de Sep-Oct de 1968 bajo el título: “Teleportation from Chascomús to México” de esta manera:
 “... A comienzos de mayo de 1968, un conocido abogado de Buenos Aires, el doctor Gerardo Vidal, decidió asistir, en compañía de su esposa, la señora Raffo de Vidal, a una reunión familiar que debía celebrarse en la ciudad de Chascomús, distante menos de 120 km de Buenos Aires, en dirección sur. Salieron de la reunión poco antes de la medianoche y decidieron ir en su automóvil hasta Maipú, localidad que se encuentra a unos 150 km al sur de Chascomús, pues tenían allí amigos y parientes.
Tomaron la carretera nacional número 2. Frente a ellos, en otro coche, iba otro matrimonio que también tenía familia en Maipú. Esta otra pareja, cuyos nombres no se conocen, llegó a Maipú sin el menor incidente, pero no ocurrió así con los Vidal, cuyo retraso empezó a preocupar a quienes los esperaban. Entonces el otro matrimonio decidió regresar por la misma ruta para ver de encontrarlos, pero tuvo que volverse a Maipú sin haber conseguido y sin haber hallado la menor traza del coche o de sus ocupantes.

 

jueves, 5 de marzo de 2020

LOURDES GÓMEZ MARTIN: “Siempre habrá misterios, temas fronterizos del conocimiento actual, pero estos irán cambiando con el paso del tiempo”.


Por Martha Jacqueline Iglesias Herrera                            

Código Betelgeuse se traslada hasta España para realizar la primera entrevista de este 2020. Nuestra invitada de hoy es la periodista, investigadora y escritora española: Lourdes Gómez Martin.


Sobre ella podemos decir que es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Ha enfocado su vocación periodística hacia temas fronterizos del conocimiento actual. Su trayectoria profesional abarca la prensa escrita (articulista en revistas como Año Cero, Enigmas o Guardia Civil), la radio (colaboradora de Espacio en Blanco de RNE o La Tarde Contigo de Canal Extremadura Radio) y la televisión (presentadora de informativos de TVE en Extremadura, presentadora del programa Escrito en el Aire o redactora del programa Tras el Mito de Canal Extremadura). Su primer libro se titula: Las Hurdes, frontera con lo desconocido. Su segundo libro editado por Luciérnaga es: La Iglesia y sus enigmas.
Conferencista internacional, recorre el mundo en busca de lo desconocido.

Damos la bienvenida a Lourdes Gómez Martin y espero que esta entrevista sea de gran interés para nuestros lectores.

lunes, 2 de marzo de 2020

OVNIS PARECIDOS AL PLANETA SATURNO...


Por Orestes Girbau.

En el apéndice del libro intitulado “La Eterna Cuestión: Los OVNIs”, su autor, un inglés que perteneció a la Cámara de los Lores nombrado Prinsley Le Poer Trench, hace mención del informe proporcionado por el medio divulgativo de Contack* (UK). Este divide a la fenomenología OVNI en tres categorías:
- OVNIs corrientes.
- “relativamente corrientes.
- “raros.
Entre los UFOs corrientes y/o relativamente corrientes, encontramos uno que guarda relación –por su parecido– con la imagen del 6to planeta de nuestro Sistema Solar.
Codificado, según lo establecido anteriormente, por el número 7, en dicha descripción aparece identificado así: “en forma de Saturno”.
El anterior ejemplo es sólo una muestra, del género de divisiones que aparecen –por sus distintas formas– en aquella organización ufológica, constituyendo una referencia importante en el estudio de la casuística.
Debemos considerar las posibles explicaciones, que no se diferencian en algo a las otras clases de avistamientos:
·        Las características tridimensionales y luminosas pueden sugerir la presencia de cierto fenómeno anómalo no asociado, difícil de entender e investigar, ya sea este natural o artificialmente provocado por militares y/o científicos, donde prevalece el secreto durante un periodo indefinido. Pueden ser poco comunes, pero visibles y detectables.
·        Es el producto de determinada tecnología en la carrera aeroespacial.
·        Nube artificial peculiar (iluminada) u otro experimento físico en el entorno atmosférico, y también de tipo geofísico- meteorológico.
·        Manifestación foránea.
Poniendo la cuestión sobre el tapete, hallamos varias imágenes inquietantes que, a través de los años, han mantenido todo género de dudas entre los distintos investigadores. Debo aclarar que estos Ovnis con tan curioso aspecto pueden tratarse de aviones ultramodernos, distorsiones fotográficas y hasta triquiñuelas muy bien elaboradas. La hipótesis alienígena es válida.
Algunos pocos casos a manera de ejemplo son los siguientes:
1- Ovni de la Isla Trinidad. (Foto)16 de enero del año 1958. Brasil
2- Objeto sólido fotografiado en Tokio, Japón, por Tisaka Hiroshima el 28 de junio del año 1978.
3- 27 de diciembre (1978): Raro ingenio captado por el lente fotográfico de un adolescente en la ciudad de Renalagh, Argentina.

EL OVNI DE LA ISLA TRINIDAD

Las seis fotos obtenidas el mediodía del 16 de enero (de 1958) por Almiro Barauna, tripulante del buque brasileño Almirante Saldaña, tuvieron sus derivaciones complejas acorde con los distintos expedientes abiertos.
a- El Ovni que aparece cambiando de dirección, velocidad y sin provocar sonido alguno, desaparece después velozmente en el horizonte.
b- Su tamaño aproximado es de 30-40 metros.
c- Color gris oscuro.
d- Emitía un tono color rojo-naranja con resplandores verdosos.
e- Aspecto estructural metálico. Anillo giratorio y cúpula doble (Saturno).
f- Aparente luminosidad propia.
g- La observación duró unos pocos minutos.
Durante el vuelo se producen fallos en los motores del navío, descontrolándose el compás y detectándose problemas graves en las señales de radio, y pudiéndose calcular su velocidad entre los 600 y 900 km/h. El avistamiento causó enorme conmoción entre los testigos.
Cuando de inmediato fueron revelados los negativos se dio a conocer:
Qué las tomas fotográficas eran auténticas. No hubo montaje en apariencia.
Qué en fechas anteriores un cuerpo sobrevoló el área cercana.
La experiencia fue tan polémica que motivó declaraciones militares y gubernamentales dentro del Brasil. Y hasta monitoreo diplomático por EE.UU., aunque de manera “definitiva” el alto mando militar brasileño declaró sin ambages que la mayoría de la información presentada en el caso Trinidad era insuficiente, debido a la no preparación técnica de muchos testigos y a la breve duración del fenómeno, no descartándose un previo fotomontaje.


Fig.- "Una de las fotos tomadas del OVNI de Trinidad"

sábado, 22 de febrero de 2020

DESDE LAS ALTURAS...


Por Orestes Girbau


La antigüedad está llena de misterios. Uno de los que más fascina al hombre porque cambiaría en definitiva el sentido de la historia, es aquel relacionado con el vuelo, desde y hacia nuestro planeta.

HURGANDO EN EL PASADO
Existen leyendas que tratan de explicar el origen del pueblo chino las cuales nos hablan de hombres pequeños, con rostros amarillos y voluminosas cabezas bajados del cielo.
Según una vieja tradición del Celeste Imperio, los primeros pobladores del grandioso país vinieron de la Luna. Otras tradiciones se hacen eco de unos “globos luminosos”, los “sui sing” que fueron vistos descender en distintas ocasiones durante un período de 3000 años, estando, acorde a los informes, ocupados por entidades.
Refieren también fuentes mitológicas chinas, que Hoang-Ti, el “Rey del Cielo”, aterrizó en su carroza por la cuenca del Hoang-Ho (Río Amarillo) 26 siglos antes de la era cristiana. Este río, en su tortuoso camino de 4150 kilómetros, recorre el límite del Tíbet con la provincia china de Kan Suh.
En viejos manuscritos chinos se alega que Hoang Ti venía acompañado de 80 androides, poseedores de cuatro ojos y seis manos. Lo espectacular era que dichos robots ingerían arena.
Del Libro de los Testimonios (Shu–Chian) se describe como, en muchos casos, los Emperadores del Imperio Central no morían, sino que ascendían. Tal fue lo sucedido al Rey Li, gobernante chino entre 852-839 antes de Cristo. Cercano en tiempo tenemos al filósofo Confucio (551–479) antes de la era actual. Era un ser rodeado de virtudes, fiel a las elevadas tradiciones nacionales. En cierto momento él se refirió a Lao–Tse al dejar una constancia escrita que parece algo simbólica: “He visto a Lao–Tse y se parece al dragón, que no puede adivinarse si sube al cielo por el viento o cabalgando en las nubes.”
Lao–Tse, había sido el iniciador del taoísmo, doctrina moralista contemporánea a Confucio.
Ese personaje legendario, llamado igualmente Lao–Tzu, en otras ancestrales historias desaparece arrebatado hacia el cielo. Su verdadera personalidad continúa siendo objeto de polémicas. Una de las comparaciones explica cierto paralelismo entre el maestro del taoísmo y el bíblico Elías, “raptado” hacia arriba.

Extraído de las crónicas chinas de Wang Chia del siglo IV (D d C), seleccionamos una parte en la que se hace alusión al viaje sideral. Se refleja que Hou Yih y su mujer, en época del Emperador Yao, emprendieron un vuelo a la Luna, pilotando un “ave celestial.” Cuando salió de la atmósfera terrestre quedaron atónitos, descubriendo que allí ya no existía el día ni la noche. Y al alunizar verificaron que nuestro satélite es un mundo frio.


  Fig 1 "Leyendas, mitos, y crónicas chinas tienen un común denominador celeste"

sábado, 15 de febrero de 2020

EL PROYECTO ESTELAR EN EL EGIPTO FARAÓNICO (2da Parte)...


Un informe investigativo de Guillermo D. Giménez


 LOS TEXTOS DE LAS PIRÁMIDES


Corría el año 1879 y en El Cairo circulaba un fuerte rumor que podían existir antiguas inscripciones jeroglíficas en unas pequeñas Pirámides en Saqqara pertenecientes a la IV, V y VI Dinastía.
Cuando esta versión llegó a oídos del Profesor Gastón Maspero, famoso arqueólogo que recientemente había llegado a El Cairo para hacerse cargo de la Mission d’Archéologie Francaise, decidió investigar.
Según parece un chacal ó zorro del desierto había sido visto inmóvil cerca de una Pirámide en ruinas en Saqqara (ó Sakkara).
El animal estaba siendo observado por un capataz de obras ó reis y decidió seguirlo. (Hoy en día es muy raro ver a estos animales casi ya extinguidos, les temen a los humanos).
El chacal se dirigió a la cima norte de la Pirámide deteniéndose unos instantes para desaparecer por un agujero. El árabe lo siguió y luego de deslizarse por el estrecho agujero se encontró dentro de la cámara de una Pirámide, al encender su linterna observa con asombro que todas las paredes estaban escritas de arriba a abajo con inscripciones jeroglíficas, pintadas en color turquesa y dorado.
Sin saberlo el reis había encontrado el más grande descubrimiento arqueológico de fines del siglo XIX, había descubierto los textos religiosos más antiguos hasta el momento en el mundo dentro de la pequeña Pirámide de Pepi I.
La historia del chacal se remonta en el Antiguo Egipto donde existían dos dioses chacales, aunque constituían diferentes aspectos de un mismo. El primero y más conocido era Anubis, representado en las pinturas funerarias egipcias supervisando el ritual del “pesaje del corazón”, el examen que rendía el Faraón para poder ingresar a la corte de Osiris y también es conocido como custodio dentro de las tumbas de los faraones, los guardianes que pudimos observar también nosotros en la tumba del famoso Rey Tutankamon. Hoy estos guardianes están en el Museo Central de El Cairo.
El otro chacal es el Upuaut que quiere decir “abridor de caminos”.
Bajo este mismo nombre un pequeño robot de un equipo alemán ingresó por primera vez al canal de la Gran Pirámide el 22 de marzo de 1993, bajo la dirección del Ing. Rudolf Gantenbrink y descubre una “puerta” que sella el camino luego de trepar 65 metros de viaje. Las imágenes grabadas de este descubrimiento son sorprendentes.
Según parece Anubis está relacionado con la estrella Sirio, que es la estrella más brillante de la Constelación del Can Mayor, y Upuaut con la Constelación de la Osa Menor.
 Fig. 1 Fotografía del Museo de El Cairo, ubicado en pleno centro de El Cairo, Egipto. (Fotografía de Guillermo D. Giménez)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...