viernes, 26 de junio de 2020

PROYECTO STARGATE: INTELIGENCIA MILITAR Y VISIÓN REMOTA.


Por Martha Jacqueline Iglesias Herrera


“Ella entró en trance y, mientras estaba en trance, nos dio la
latitud y la longitud de un punto. Enfocamos nuestras cámaras en
satélites en ese punto, y allí estaba el avión perdido”.

Expresidente Jimmy Carter, recordando una operación de visión
remota en 1978 (Schnabel 1997: cubierta).

Proyecto Stargate fue el nombre clave en 1991 para una unidad secreta del Ejército de los Estados Unidos. Establecida en 1978 en Fort Meade, Maryland, por la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) y SRI Internacional (un contratista de California) para investigar el potencial de los fenómenos psíquicos en la inteligencia militar y aplicaciones domésticas. Sus precursores y proyectos hermanos tenían originalmente varios nombres en clave: Gondola Wish, Grill Flame, Center Lane, Sun Streak, Scanate hasta 1991, cuando se consolidaron y se rebautizaron como Proyecto Stargate.

Cabe señalar que en 1970, las fuentes de inteligencia de los Estados Unidos creían que la Unión Soviética estaba gastando 60 millones de rublos al año en investigación psicotrónica, por lo que la CIA, en respuesta a las afirmaciones de que el programa soviético había obtenido resultados, inició la financiación de un nuevo programa conocido como Scanate (escanear por coordenadas).
La visualización remota es la  capacidad de “ver” psíquicamente eventos, sitios o información desde una gran distancia. Comenzó en 1972 en el Stanford Research Institute (SRI) en Menlo Park, California. El concepto fue acuñado por el investigador de la ciencia psíquica Ingo Swan quien lo definió como un término científico neutral para referir el proceso por el cual un vidente percibe cierta información acerca de un lugar alejado usando algo distinto de los cinco sentidos conocidos. Inicialmente se refirió solamente a situaciones en las que el Sector Militar de EEUU usaba un protocolo de investigación muy disciplinado pero el término ha venido a ser de uso general como la habilidad para percibir información oculta o remota por medios psíquicos.

Los defensores de la investigación (Russell Targ y Harold Puthoff escribieron en su ensayo clásico A Perceptual Channel for Information over Kilometer Distances (1976) (Un canal para percibir información a kilómetros de distancia) que escogieron el término ‘visión remota’ como un término neutral libre de asociaciones y prejuicios que existían en otros términos como autoscopía (literatura médica), exteriorización o disociación (literatura psicológica), clarividencia o experiencia fuera del cuerpo (parapsicología), o proyección astral (literatura oculta). Otros investigadores prefieren el término ‘cognición anómala’.
Si partimos del hecho de que el interés por lo paranormal tomó un giro importante durante la guerra fría podremos entender por qué se realizaron tantos experimentos secretos sobre telepatía, control de la mente y visión remota. Durante más de dos décadas, Estados Unidos gastó 20 millones de dólares en el Proyecto Stargate, con más de cuarenta personas, veintitrés videntes remotos y tres psíquicos en la plantilla.
En 1995, con un presupuesto de 500 000 dólares al año, la CIA había realizado centenares de proyectos que suponían miles de sesiones de visión remota. En concreto, a los videntes remotos se les pidió:
Localizar al coronel Gaddafi antes del bombardeo de Libia en 1986.
Encontrar almacenes de plutonio en Corea del Norte.
Localizar a un rehén secuestrado por las Brigadas Rojas en Italia en 1981.
Localizar un bombardero soviético Tu-95 que se había estrellado en África.

DETECTIVES PSÍQUICOS Y UFOLOGÍA


En su autobiografía de 1998 Penetración: la cuestión de la telepatía extraterrestre y humana, Ingo Swann describió su trabajo con individuos en una agencia desconocida que estudian extraterrestres (ET), su visión remota de una base secreta ET en el lado oculto de la Luna y su "impactante "experiencia con una mujer ET, vestida de manera escasa y sexy, en Los Ángeles. Concluye que los extraterrestres viven en la Tierra en cuerpos humanoides.

Swann deduce que hay muchos extraterrestres, que muchos son "bio-androides", y que son conscientes de que sus únicos enemigos en la Tierra son los psíquicos. Más tarde, Swann y una persona conocida como "Sr. Axelrod" tomaron un vuelo a un destino desconocido del norte, deducido por Swann como posiblemente Alaska. Junto con dos guardaespaldas "gemelos", Swann y Axelrod intentan en secreto ver aparecer un OVNI recurrente y succionar el agua de un lago. El Sr. Axelrod revela que el triángulo silencioso, creciente y oscilante está escaneando simultáneamente el área y eliminando cualquier animal en el área y que las "vigas" silenciosas que emanaban del objeto estaban "volando venados o puercoespines del bosque o algo así". Los guardaespaldas "gemelos" se dan cuenta de que han sido descubiertos y el grupo es "atacado" por el OVNI. Swann fue puesto a salvo por sus colegas y sufrió una lesión menor.


PERSONAL INVOLUCRADO EN LA INVESTIGACIÓN DE VISIÓN REMOTA

PERSONAL CIVIL

Hal Puthoff: En la década de 1970, la CIA y la DIA le otorgaron fondos para investigar habilidades paranormales. Puthoff trabajó como investigador principal del proyecto. Se dice que su equipo de psíquicos identificó espías, localizó armas y tecnologías soviéticas, como un submarino nuclear en 1979 y ayudó a encontrar misiles SCUD perdidos en la primera Guerra del Golfo y plutonio en Corea del Norte en 1994.

Russell Targ: En la década de 1970 comenzó a trabajar con Harold Puthoff en el Proyecto Stargate, mientras trabajaba con él como investigador en el Instituto de Investigación de Stanford.

Edwin May: Se unió al Proyecto Stargate en 1975 como consultor y trabajó a tiempo completo en 1976. El proyecto original era parte del Laboratorio de Ciencias Cognitivas administrado por May. Con más fondos en 1991, May llevó el proyecto a las oficinas de Palo Alto en SAIC. Esto duraría hasta 1995 cuando la CIA cerró el proyecto.
May trabajó como investigador principal, juez y el guardián estrella del proyecto. David Marks señaló que esto era una debilidad grave para los experimentos, ya que May tenía conflictos de intereses y podría haber hecho lo que quisiera con los datos.

Ingo Swann: Supuesto psíquico, artista y autor conocido por ser el cocreador, junto con Russell Targ y Harold E Puthoff de visualización remota.

Pat Price: Price se unió al programa después de un encuentro casual con otros cienciólogos (en ese momento) Harold Puthoff e Ingo Swann cerca de SRI. Trabajando con mapas y fotografías que le proporcionó la CIA, Price afirmó haber podido recuperar información de instalaciones detrás de las líneas soviéticas. Probablemente sea mejor conocido por sus bocetos de grúas y pórticos que parecían ajustarse a las fotografías de inteligencia de la CIA. En ese momento, la CIA tomó en serio sus reclamos.

PERSONAL MILITAR.

Mayor general Albert Stubblebine: Un patrocinador clave de la investigación interna en Fort Meade, Maryland, el mayor general Stubblebine estaba convencido de la realidad de una amplia variedad de fenómenos psíquicos. Exigió que todos sus comandantes de batallón aprendieran a doblar cucharas a la Uri Geller, y él mismo intentó varias hazañas psíquicas, incluso intentando atravesar paredes. A principios de la década de 1980 fue responsable del Comando de Inteligencia y Seguridad del Ejército de los Estados Unidos, tiempo durante el cual comenzó el proyecto de visualización remota en el Ejército de los Estados Unidos.

David Morehouse: En su libro, Psychic Warrior: Inside the CIA's Stargate Program: The True Story of a Soldier's Espionage and Awakening (2000, St. Martin's Press ISBN 978-1902636207), Morehouse afirma haber trabajado en cientos de tareas de Visión Remota, desde la búsqueda de un avión soviético que se estrelló en la jungla con una bomba atómica, hasta el rastreo de presuntos agentes dobles.

Joseph McMoneagle: Se convirtió en un espectador remoto experimental mientras servía en Inteligencia del Ejército de EE. UU.

Ed Dames: Fue uno de los primeros cinco estudiantes del Ejército entrenados por Ingo Swann hasta la Etapa 3 en visión remota coordinada. Debido a que el papel de Dames tenía la intención de ser como monitor de sesión y analista como una ayuda para Fred Atwater en lugar de un visor remoto, Dames no recibió más capacitación formal de visualización remota. Después de su asignación a la unidad de visualización remota a fines de enero de 1986, estaba acostumbrado a "dirigir" a los televidentes remotos (como monitor) y proporcionar sesiones de capacitación y práctica para el personal de los televidentes. Pronto estableció una reputación por llevar el CRV a los extremos, con sesiones de objetivos en Atlantis, Marte, Ovnis y extraterrestres.

CONCLUSIONES.



El Proyecto Stargate fue terminado y desclasificado en 1995 luego de que un informe de la CIA concluyó que jamás fue útil en ninguna operación de inteligencia. Según se plantea la información proporcionada por el programa era vaga e incluía datos irrelevantes y erróneos, y había razones para sospechar que sus gerentes de proyecto habían cambiado los informes para que se ajustaran a las señales de fondo. El programa apareció en el libro de Jon Ronson en 2004 y en la película de 2009, ambos titulados The Men Who Stare at Goats  (Los hombres que miraban fijamente a las cabras) aunque ninguno lo menciona por su nombre.
Y aunque estas son las conclusiones oficiales dadas a conocer a la opinión pública, pienso que es válido también otorgarle el beneficio de la duda a sus defensores; ya que por ejemplo, en su interesantísimo libro, Remote Viewers—The Secret History of America’s Psychic Spies, (Videntes Remotos—La Historia Secreta de los Espías Psíquicos de América) (1997) Jim Schnabel cita numerosas fuentes de alta credibilidad, incluyendo a presidentes americanos, acerca de la realidad de la Visión Remota aplicada a objetivos militares.
He aquí algunos de ellos haciendo declaraciones asombrosas que ya han encontrado su terreno en la historia de los fenómenos psíquicos:

‘Nunca me ha gustado entrar en debate con los escépticos porque, si alguien no cree que la visión remota es real, es que no ha hecho su tarea’ (Mayor General Edmund R Thompson, Asistente del Jefe del Personal de Inteligencia del Ejército Americano, 1977–81; Sub-Director de Gerencia y Operaciones, DIA, 1982–84 (Schnabel 1997: cubierta).

‘Nadie puede involucrarse por algún tiempo en este asunto sin convencerse de que ‘aquí hay algo.’ (Norm J., former senior CIA official who tasked remote viewers (Schnabel 1997: cover).

‘Hubo veces en que, basados en nuestra información, ellos querían apretar botones y dejar caer bombas.’ (Dr. Hal Puthoff, antiguo director del programa de visión remota (Schnabel 1997: cubierta).
‘Ella entró en trance y, mientras estaba en trance, nos dio la latitud y la longitud de un punto. Enfocamos nuestras cámaras en satélites en ese punto, y allí estaba el avión perdido’. (Ex-Presidente Jimmy Carter, recordando una recordando una operación de visión remota en 1978 (Schnabel 1997: cubierta).

Sólo resta preguntarnos: Si el proyecto Stargate fue un fracaso ¿por qué tardaron 20 años en darse cuenta gastando un presupuesto de veinte millones de dólares?

Bibliografía consultada:
Física de lo Imposible- Michio Kaku
Los hombres que miraban fijamente a las cabras- Jon Ronson
Wikipedia

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...